fbpx

slasher

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Cuándo era chica y me preguntaban que quería ser cuando fuera grande, respondía: Mamá, Maestra y Doctora. Supongo que siempre supe que terminaría siendo una slasher, es decir una persona que tiene múltiples ocupaciones / fuentes de ingreso. Pero claro, antes de llegar a este punto, primero pasé por la tradicional carrera universitaria y búsqueda de un camino profesional corporativo, como indicaba el mandato cultural de hace unas décadas.

gratisography

Ese paradigma ya quedó bastante obsoleto con el recambio generacional y los avances tecnológicos. Vemos al trabajador saliendo del espacio formal de las oficinas, y migrando hacia los espacios de co-working, el tele trabajo y las múltiples ocupaciones.

El experimento de los open office plans, repletos de juegos y amenitiesdestinadas a hacer al trabajador sentirse cómo en casa, va demostrando que tiene efectos negativos sobre la productividad, principalmente generan insatisfacción con la privacidad auditiva, distracciones y relaciones negativas entre compañeros. Como poco vamos a decir que no son adecuados para todo tipo de personalidades.

Tampoco es para todo el mundo la vida corporativa, o pertenecer a una empresa. Es solo una manera de organizar el trabajo posible. Solo eso. Así como tener una carrera única a lo largo de una vida es solo una forma de organización. Cultura. Ni más ni menos.

Es posible, y válido y hasta diría normal tener diferentes intereses y roles y épocas en el transcurso de una vida. Ya escribí un poco sobre esto de tener múltiples versiones de uno mismo en este post.

Nunca me convenció vivir encerrada en una oficina 9 horas al día. Mucho menos pasarme de 1 a 3 horas viajando en hora pico -algo que solo puede llamarse un desafío a la física y a la razón humana- ¿por qué querríamos estar todos haciendo lo mismo (ir al trabajo) al mismo tiempo en los mismos medios?

De todos modos, voy a confesar que me costó bastante llegar a la conclusión de que el trabajo en relación de dependencia no era para mí. Insistí muchos años con buscar trabajos en empresas creyendo que se trataba de un problema coyuntural — yo no estaba dando con la empresa / jefe / trabajo adecuados para mí; cuando en realidad se trataba de un problema estructural — no me gustaba trabajar en relación de dependencia.

Soy mala para manejarme con jefes que buscan controlarte por variables tan ridículas como el tiempo que pasás frente a una computadora, o qué tanto éxito tuviste en despertarte a horario y viajar rápido cada día. Soy peor con jefes que pretenden micro-managearte, que no saben delegar responsabilidad, o que directamente son chatos y mediocres adscribiendo a un deber ser, a un proceso a cumplir, y cortando de raíz cualquier intento de innovación.

Para ser sincera, creo que a las empresas tampoco les gusto mucho yo. Soy lo que llaman una empleada un poco problemática, de esas que siempre están cuestionando y molestando. tengo una mentalidad dinámica, que busca el cambio, mejorar procesos, hacer las cosas avanzar y entregar resultados. Eso no siempre se lleva bien con un ambiente corporativo.

Otro aspecto de por qué no me va bien en empresas, es que me aburro con facilidad de las tareas repetitivas. Me encanta arrancar proyectos nuevos, soy super dedicada a entenderlos, abordarlos y dejarlos en marcha. Pero cuando se torna demasiado conocido me desaniman bastante. Por eso la consultoría es una modalidad que me gusta tanto, el trabajo siempre es cambiante!

De modo que finalmente me convencí de dejar de perseguir al trabajo ideal, inexistente, y dediqué mis energías en generar mi trabajo ideal, el que a mi me hace sentir más cómoda.

Consultora en Marketing Digital / Fotógrafa / Blogger / Pseudo Diseñadora / Profesora

Sigo agregando y mutando en mi descripción de a qué me dedico, y si bien genera cierta inestabilidad hoy por hoy no lo cambio por nada. Me permite ver el sol, manejar mis horarios, poder decir mucho más sí a otras actividades. Como que me llamen a las 9 am para sacar unas fotos en un evento a las 7 pm y que al otro día me despierte con una de mis fotos en La Nación. Que me contraten para hacer una consultoría, en algo que fue muy sui generis en su momento, y que luego le termino dando forma para que sea una serie de workshops de Marketing Digital para emprendedores y para fotógrafos. Estar un día haciendo un trabajo un poco monótono de análisis de sitios webs de competidores, y cortar en la mitad del día para irme a un estudio a sacarle retratos a una start up de tecnología.

Me encanta esta nueva forma de ser profesional que llaman slasher. ¿De qué se trata?

El término fue acuñado por Marci Alboher, autor de One Person / Multiple Careers, para describir el ‘slash’ (la barra) en el título de trabajo de alguien que es un X / Y / Z — Periodista / Editor Web / RRPP, por ejemplo.

Alyssa Goldman describe al“slasher”, una persona con una “carrera portfolio”, por lo general una combinación de trabajo part-time, trabajo temporario, y trabajos freelance- o alternativamente, un trabajo full time con alguna otra actividad extra.

Barrie Hopson, co-autor de “10 Steps to Creating a Portfolio Career,” dice que este tipo de carrera ofrece un blend de work life balance mucho más satisfactorio, y genera una red de seguridad al tener varios puestos de trabajo — por lo que si perdés uno o eligís dejar un trabajo, todavía tendrás otras fuentes de ingresos.

Conocí este término en una nota de OhLalá con la que me sentí ampliamante identificada.

La vocación por reinventarse en dos o varias ocupaciones se basa en una idea expansiva de la vida. Porque solemos tener más de un interés, porque no vibramos por lo mismo a los 20 que a los treinta y largos y porque la vida es corta y el tiempo de todos los sueños es ahora.

Antes de conocerlo, y de escuchar esta charla que les recomiendo mucho, me había autodiagnosticado como neofila, algo que genera muchísima ansiedad por que cuesta mucho mantener estabilidad y rutinas cuando uno se aburre de las cosas al tiempo.

Ted Talks

Al final del día creo que me siento más realizada, porque mis logros no vienen de UN lugar, si no de muchos.

Quizás quienes tienen un trabajo de 9 a 5 y una familia logran eso con los distintos roles sociales (trabajar, ser pareja, ser padre, etc), pero a nosotros los que elegimos otro camino, nos resuelve esa necesidad de tener múltiples roles, poder tener diferentes ocupaciones productivas.

Publicado en Medium

Sumate para recibir novedades, recursos gratis y tips de Marketing Digital!